Quiero que te quieras.

Quiero que aprendas a diferenciar entre la necesidad y el querer. Porque no es lo mismo que necesites a alguien para ser feliz, que quieras a alguien y seas feliz. Quiero que te alejes y veas con que y con quien te quieres quedar. Quiero que te cuides y que no dejes que otros lo hagan por ti. Que las flores te recuerden porque la lluvia es necesaria.


Quiero que aprendas a estar sola. Que sin importar la situación, tú mayor apoyo seas tú misma. Quiero que cuando te traten mal sepas detenerlos. Que pongas un alto y sepas que tú estás por encima de ellos. Que el que te ha hecho daño ha perdido a una gran mujer. Que el que te golpeó no supo como tocarte con delicadez.


Quiero que te cuides. Que vayas a terapia. Que saques cada tormenta que ha rondado por tu cabeza. Que podes todo tu césped viejo para que pueda nacer el nuevo. Que esas flores marchitas de tu corazón las cortes para que florezcan unas mejores. Porque así es el amor propio, así es el cuidarte. Es empezar de cero con un jardín nuevo.


Quiero que te trates como tratarías a una mejor amiga. Que simpatices con ella. Que reconozcas sus fallas y aprecies sus fuerzas. Que la defiendas. Que la animes cuando entre en batalla. Y al final te des cuenta que tú eres la protagonista de la historia. Tú eres el personaje principal porque eres tu propio héroe.


Quiero que seas paciente con todo, pero en especial contigo. Quiero que lo intentes, que no te rindas. Que sepas que tendrás recaídas, pero siempre puedes comenzar de nuevo. Que el seguir trabajando en algo no es un signo de estar perdiendo, sino de estar persistiendo. Que sepas que tus heridas no son culpa tuya, pero el proceso de sanación es tu responsabilidad. Quiero que te quieras y nada más.

19 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo