Nutrir para florecer.

A veces quiero comerme el mundo y no hablo de una manera bonita de querer conocer cada rincón del planeta. Otras veces me siento con la necesidad de hacer rabietas por todo y con todos. También a veces siento ganas de gritar, llorar y patalear porque ya no puedo más. Y una que otra vez logro saber que es la ansiedad la que me hace actuar en vez de pensar.


Por años viví sin saber qué era la ansiedad. Era una niña con una extrema inquietud e inseguridad. Mi recuerdo más lejano sobre esto es desde que comencé ir a la escuela, en cada primer día de clases. Durante varios años al inicio de cada curso sentía la necesidad de huir, me bloqueaba, lloraba y no entendía lo que sucedía con las reacciones de mi cuerpo. Era algo tan grande para mi que no sabía identificarlo.


Sinceramente aún no recuerdo el momento en que supe lo que era. Hoy en día la ansiedad sigue presente, pero ahora logro saber que es la razón de varias de mis conductas. A veces tardo en percatarme de eso y está bien. Ahora entiendo que ante la ansiedad mi cuerpo puede responder huyendo, atacando o defendiéndose. Está en mi trabajar y saber que al huir, atacar o defenderme no va a cortar ese hilo que me sigue atando como a un títere. Ni tampoco el comerme lo que metafóricamente no esta en mi plato.


Todo esto es parte del proceso. Es aprender a pasar un pincel en lugares que antes quería romper. Es volver a empezar a comer bien porque un día antes me sabotee. Es al día siguiente brincar de la felicidad y hacer reír a los demás porque una noche antes lloraba sin parar. Es estudiar algo que no entendía para en un futuro poder educar y ayudar a los demás.


Si tú aún sigues sin entenderte mi consejo es que primero respires. Mantente en el presente. A mi me funciona tomarme el pulso. Toma agua. Escribe lo que sientes. Busca y pide ayuda. Busca a esa persona que te va a ayudar a conocerte. A alguien que te de las suficientes herramientas para mejorar. Alguien que te de ese pincel, que te anime a comenzar otra vez. Alguien que te ayude a nutrir para florecer.

17 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo