Conócete, porque necesitas ser tuyo.

Tenemos esta creencia, de que al alcanzar cierto grado de estabilidad, nuestros días no volverán a ser tan grises como antes. Que nuestra montaña rusa ya no caerá repentinamente. Que una vez estando arriba, ya no hay manera de volver a bajar. Lo cierto es que nada es constante. Es normal querer regresar a los malos hábitos. Está bien perderse de nuevo por un tiempo. Pero hay una gran diferencia ahora. Porque nuestro pensamiento ha cambiado. Ya no está esta idea de “estar roto”. Ahora sabemos que estamos creciendo y sanando.


Pero los días nublados pesan. Pesan porque nos recuerdan lo que es sentir. Porque no es lo mismo admitir la felicidad, a tener que admitir la tristeza. Porque nada se compara con sonreír después de una increíble semana. Pero todo se nos viene abajo después de una mala. Porque hay días en los que nos sentimos invencibles, pero otros en los que parece que somos invisibles. Días en los que hemos llorado y nadie más lo ha notado. Días en los que no entendemos lo que está pasando. Y está bien. Porque aunque quisiéramos volver a ese lugar oscuro, ya no pertenecemos ahí.


Últimamente pienso mucho en las estaciones del año. Especialmente en cómo cambian las hojas de los árboles. Y nadie las juzga. Incluso cuando llega otoño y todas las hojas empiezan a caerse apreciamos su lindo color. Valoramos las flores que solo aparecen en ciertos meses del año. Inclusive hay unas que anhelamos que sean su temporada. Pero nosotros mismos no nos apreciamos cuando no florecemos. Somos tan duros con nosotros mismos. No nos permitimos ni nuestros otoños o nuestros inviernos.


Aprendamos a querer nuestros cambios sin importar en la estación en la que estemos. Aprendamos a seguirnos buscando para nuevamente encontrarnos. Y por favor sigue buscando. Pero no busques a una persona o algo que sabes que ya no está. Búscate a ti. Busca tu pasión. Busca tu amor. Busca tu coraje. Busca tus metas, sueños y felicidad. Busca y sigue buscando. Adéntrate y explora en ti mismo. Hazlo antes de explorar en otro. Indaga en cada una de tus estaciones. Conócete, porque necesitas ser tuyo.

27 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo